divendres, 1 de maig de 2015

Historias de Bakur (Kurdistán Norte o de Turquía)





1997, Gaziantep: cuatro menores roban baklava (un dulce típico al pistacho). El juez los condena a nueve años de prisión acusándolos de haber robado alimentos de lujo. Finalmente, la pena es modificada a seis años por ser menores de edad.


1990-1998, Bakur: cuatro mil aldeas kurdas fueron desalojadas y destruidas por el ejército debido a una ley especial que obligó a toda la población de los pueblos a transferirse a las ciudades, lxs que se negaron fueron matados. Bosques y árboles fueron quemados y arrasados para eliminar la protección natural tanto de la gente como de la guerrilla.

Marzo 2015, ciudad de Nusaybin: Desde hace unos días estamos alojados en Nusaybin, ciudad fronteriza con el cantón de Cizire, con unos jóvenes amigos estudiantes. Hace dos días la policía arresta a cuatro niños culpables de llevar la ropa de la guerrilla del PKK, les pueden condenar a 4 años de prisión. En virtud de la nueva ley de seguridad civil, llevar ropas similares a las de la guerrilla del PKK es un crimen.
Hoy, en varias partes del Kurdistán, ha habido protestas y desobediencias contra este paquete de seguridad. Desde 1997 hasta hoy en día, el fascismo del estado turco y sus leyes son las mismas y no han cambiado su filosofía represiva.

Marzo, 2015, Universidad de Diyarbakir (Amed es el nombre kurdo de la ciudad): Hace unos días, un gran grupo de estudiantes despliega una pancarta enorme con la imagen de Ocalan. La policía turca, siempre presente dentro de la Universidad, está preparada para actuar y quitar la pancarta. Se teme un ataque de la policía pero se ignora la amenaza. Finalmente no pasa nada, debido al gran número de estudiantes determinadxs.



Nuevo Paquete de Seguridad del estado turco: Proporciona, entre las muchas otras medidas:
- posibilidad para la policía de disparar a cualquier persona con el rostro cubierto o incluso sujetando una pequeña piedra.
- penas severas para quien se cubra el rostro.
- prohibición y pena de cárcel por llevar ropas similares a las de la guerrilla del PKK.
- posibilidad de retención hasta 48 horas sin motivo alguno y sin previo aviso a abogados o alguna otra persona.
Una excelente manera de promover el proceso de paz con lxs kurdxs. Después de la aprobación de este paquete, se han producido muchas manifestaciones espontáneas en ciudades kurdas, también en Nusaybin. En esta ciudad, las mujeres han desfilado por las calles con vestidos tradicionales y con el rostro cubierto.

Y siempre sobre el camino de la Paz, el ministro de energía declara que la zona de Qandil (en Bashur, el Kurdistan Sur, Irak) es muy importante para Turquía, destacando la presencia turca para hacer investigación y extracción de petróleo. Qandil es la base de operaciones del PKK.


2015: El Gobierno turco continúa manteniendo las puertas cerradas de los tres cantones de Rojava, un embargo asfixiante. El homicidio de la libertad de movimiento se vuelve realidad o amenaza cada vez que alguien trata de pasar esta frontera súper militarizada.

Muchxs jóvenes con quienes nos estamos encontrando estos días hablan de libertad, respeto hacia lxs niñxs, amor, anarquía y ecologismo, prefieren la bicicleta y evitan el coche. Se puede ver el deseo y voluntad de cambiar algunos aspectos de una cultura de raíces muy profundas. La mayor parte de lxs niñxs han estado golpeadxs y maltratadxs en sus familias como una forma normal de relacionarse, han vivido la represión turca sobre la piel y la han luchado abiertamente . Tratan de liberarse del tabú del Islam, y tienen esperanza por un futuro diferente, donde las mujeres puedan volver al centro de la vida, y la vida y la felicidad al centro de la historia. Donde la vida comunitaria y los pueblos florezcan de nuevo de árboles e ideas, de la cultura y de libertad, de amor. Mucho camino queda aún por recorrer: feudalismo, fundamentalismo religioso, poca apertura mental, represión fascista y militarización, guerra y explotación, devastación ecológica y capitalismo. Monstruos que amenazan la paz y la felicidad.

Shoresh

0 comentaris:

Publica un comentari