dimecres, 12 d’octubre de 2016

Soldados turcos disparan contra un niño sirio en la frontera

Ehmed Ehmed, 13 años, transitaba sus ovejas en el pueblo de Kesra, a 30 km al este de la ciudad Serêkaniyê en el Kurdistán sirio, cuando fue disparado por soldados turcos en la frontera.
Ehmed quedó gravemente herido como consecuencia del ataque y los combatientes de las Yekîneyên Parastinê Gel (Unitdades de Defensa Popular, YPG) lo llevaron al hospital Serêkaniyê. Después de ser llevado bajo tratamiento aquí, el niño fue trasladado al Hospital Rehme en Qamishlo en el que permanece en una condición que amenaza su vida.

0 comentaris:

Publica un comentari