dijous, 31 de març de 2016

CNN: El Kurdistán sirio: refugio seguro en medio de la brutal guerra de Siria

Mientras los líderes mundiales discuten sobre la forma de poner fin a la guerra de Siria, la mayoría de la gente en Occidente están luchando para mirar más allá de las bombas, la destrucción y la crisis de refugiados de entender el lío de alineaciones que es Siria. Lo que a menudo queda oculto a la vista es que una franja de tierra en el norte de Siria, conocida como Kurdistán sirio, contigua con el sureste de Turquía, que es el hogar de una revolución notable. Y yo no uso el término "revolución" a la ligera.

Desde la primavera árabe en 2011, la población del Kurdistán sirio, predominantemente kurda y alrededor de los 3-4 millones de habitantes, ha efectuado una transformación de abajo a arriba de la sociedad hacia una democracia directa, organizada en tres autónomos, esquinas de estilo suizo.

El cambio ha sido inspirado por las ideas de Abdullah Öcalan, miembro fundador del PKK, (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), - quien ha estado languideciendo en una prisión turca desde 1999 por "traición" - y conducido por la participación de las mujeres en todos los niveles.

El Kurdistán sirio saltó por un momento al escenario mundial a principios de 2015, después de que los combatientes kurdos - con cobertura aérea estadounidense - valientemente liberaron la ciudad de Kobanê de las garras del ISIS después de 112 días de lucha. Para EEUU, los kurdos de Kurdistán sirio son la única fuerza de tierra fiable y eficaz de lucha contra el ISIS. El apoyo de los EE.UU. al Kurdistán sirio, sin embargo, los sitúa en confrontación directa con su pareja de la OTAN, Turquía, que se opuso a dar a los kurdos un lugar en las conversaciones de paz en Ginebra.

Los medios de comunicación occidentales, centrados en la cobertura de la guerra en Siria, suelen ofrecer a menudo un solo vistazo al público de esta sociedad a través de fotos llamativas, "sexy", de las combatientes femeninas de las YPJ. Más allá de la sesión de fotos, raramente reciben ninguna información sobre lo que son.

Ir al Kurdistán sirio

El momento en que crucé la frontera, en Peshabur, del Kurdistán iraquí (GRK, Gobierno Regional del Kurdistán), la región semiautónoma controlada por los kurdos en el norte de Irak, en el Kurdistán sirio era obvio que era un lugar muy diferente. No había centros comerciales, ni autopistas, no había rascacielos, no había vallas publicitarias; las únicas vallas eran imágenes de "mártires" que dieron sus vidas para defender la revolución.

Es un efecto de la economía basada en la cooperativa de Kurdistán sirio, que es impulsado por las necesidades de la gente, en lugar de las ganancias. El hombre que dirige el cruce fronterizo de Peshabur recibe el mismo salario que el joven de 17 años de edad que sirve el té. Es una igualdad que vi replicada allí donde fuera. Los extraños te llaman, al salir, "Bienvenida al Kurdistán sirio" con entusiasmo, encantados de que una extranjera haya venido a visitarlos.

La frontera es marcada por el río Tigris y hay refugiados a ambos lados que transportan grandes cantidades de equipaje. Muchos en el Kurdistán sirio lo dejan allí porque ha corrido la voz de que no sólo es una zona relativamente tranquila, sino que es una comunidad secular y multicultural genuinamente abierta a la miríada de etnias presentes allí: árabes, turcomanos, Yazidi, sirios, armenios y más.

Más tarde, un comerciante árabe con el que hablé en el zoco de Qamishlo, la capital de facto del Kurdistán sirio, me dijo lo mismo: Que acababa de huir de Raqqa, la capital de facto del califato autoproclamado del ISIS, que es intolerante con todos excepto una raza particular de gente hiper-religiosa suní del Islam.

Joven, casada y analfabeta: ahora empieza a aprender a leer

Durante los 10 días que fui el Kurdistán sirio, estuve a cargo de la organización de mujeres Kongira Star. Cada noche, me quedé con una familia diferente y me encontré con la calidez y sencilla hospitalidad de un pueblo con poco que compartir y mucho que dar.

Casi todos habían perdido un hijo o hija a la lucha. Muchas de las mujeres que conocí no sabían leer ni escribir antes de la revolución y habían sido casadas ​​en matrimonios arreglados o forzados, a veces incluso a los 15 años Ahora, se encontraban reunidas con deleite y practicaban con la lectura de subtítulos en las noticias de televisión.

Ellas hablaron de poner fin a la dominación masculina; dando a sus hijas la libertad de elegir a sus maridos y seguir carreras. También, ahora, son bastante activas fuera del hogar en diferentes comisiones - salud, educación, resolución de conflictos y más - formada por las comunas de barrio.

Estas mujeres eran tan inspiradoras como los activistas y revolucionarios políticos de toda la vida, que habían renunciado a la vida familiar y los niños para construir una sociedad con igualdad incrustada en su estructura.

Ellas desarrollan la economía, el "ejército", los servicios de salud, la administración - el equivalente de los ministros del gobierno en el Kurdistán sirio - y, a pesar de ello, seguían siendo sumamente accesibles, preparadas para darte un buen rato de su día, incluso dentro de un calendario muy ocupado. Incluso si tienen que hacer una comida un poco más sencilla.

Un experimento frágil


La guerra civil de Siria creó un vacío político que permitió que la revolución Kurdistán sirio floreciera. Intentos similares de democracia directa en la frontera con Turquía, en ciudades como Diyarbakir, se han enfrentado a la fuerza bruta del Estado turco.

Turquía, Irak, Irán y Siria - todos los cuales tienen poblaciones kurdas sustanciales - han tratado de borrar la identidad kurda, con diferentes niveles de brutalidad, pues temen perder territorio en un posible futuro Estado-nación del Kurdistán. Esto a pesar del hecho de que Öcalan ya no está pidiendo un estado-nación independiente, en su lugar propone comunidades democráticas autónomas, que operen dentro de las fronteras nacionales existentes de los estados donde viven los kurdos.

El PYD (Partido de la Unión Democrática), similar a Öcalan en cuanto a sus líneas ideológicas, es la fuerza política dominante en el Kurdistán sirio. Se ha ocupado de levantar estas comunidades, incluyendo su ala militar, las YPJ y las YPG (Unidades de Protección del Pueblo) creadas para proteger este experimento frágil ante el gran número de enemigos que tiene.

Amenazas por todas partes

Turquía ve el Kurdistán sirio como una amenaza y una extensión de la actividad, política y militar, del PKK en el sureste de Turquía. Aunque el PKK ha renunciado a su pasado violento, Turquía sigue calificándolo de organización terrorista - y Europa y EEUU han seguido su ejemplo. Al sur, el Kurdistán sirio está defendiendo valientemente contra ISIS. Como si esto fuera poco complicado, Rusia y EEUU - que estaban, hasta la retirada reciente de Rusia, luchando en lados opuestos en Siria - coinciden en el apoyo al Kurdistán sirio.

Recientemente en Moscú se abrió una oficina diplomática. Cuando le pregunté a varios políticos en el Kurdistán sirio que me explicaran este enigma, dijeron que no estaban alineados en ningún bando, pero sí preparados para recibir la ayuda de cualquier potencia para cumplir su objetivo a largo plazo del "Confederalismo democrático ... el sistema democrático de un pueblo sin estado". Es de suponer que esto también es una afirmación de su independencia hacia los EEUU.

Hacia el este está el Kurdistán iraquí: un estado independiente en todo menos en el nombre, que tiene importantes vínculos comerciales con Turquía - y su presidente Masoud Barzani, que con su marca de la política conservadora, tribal, ha enganchado su país firmemente en Turquía. Esto ha significado que el Kurdistán iraquí, junto con Turquía, hallan cerrado la frontera, impuesto un embargo comercial y estén cavando una zanja para separar los dos países.

Peligro en el éxito?

Cuando ISIS sea expulsado de Siria, y sin duda pasará, existe un peligro real de que EEUU se enfrente al pueblo del Kurdistán sirio debido a su ideología anticapitalista que es casi más amenaza que el fundamentalismo religioso del ISIS.

EEUU ha sido un amigo de poca confianza. Cuando el 70% de Kobanê fue destruida por los ataques aéreos de Estados Unidos en la lucha contra el ISIS, los EEUU mostraron poco interés en ayudar reconstruirlo. No utilizaron su influencia con Turquía para presionar al presidente Recep Tayyip Erdogan, en que dejara que los materiales de construcción esenciales entraran en Siria.

Esta comunidad sitiada, que ha dado grandes pasos para asegurar la igualdad de género, de clase y racial en tiempos de guerra, necesita nuestro apoyo.
La presión internacional debe ser ejercida sobre Turquía y el Kurdistán iraquí para volver a abrir las fronteras del comercio, tan esencial y que puede fluir en ambas direcciones; el PKK debe ser eliminado de la lista de organizaciones prohibidas; y la ayuda debe ser proporcionada para facilitar la afluencia de refugiados de otras partes de Siria a este refugio seguro. *

Rahila Gupta, autora de Enslaved: The New British Slavery
Artículo original en inglés publicado en CNN

* Nota de KurdisCat: Actualmente se calcula en 750.000 el número de personas refugiadas de Siria acogidas a Kurdistán sirio cumpliendo su Contrato Social. Esto representa un 20% de la población aunque no Hadad oficiales.

0 comentaris:

Publica un comentari