diumenge, 7 d’agost de 2016

Irán ejecuta el científico nuclear kurdo Shahram Ameri

El científico nuclear kurdo Shahram Ameri (Kermanshah, 1.977) fue asesinado en la horca el pasado 3 de agosto por el régimen teocrático. Con su asesinato, en menos de una semana Irán ha matado a más de 40 ciudadanos kurdos.
Teheran acusaba a Ameri, sin ninguna prueba, de proporcionar a los EE.UU. información sobre el programa nuclear. Sin embargo su caso tiene notables lagunas. 
En primer lugar es el propio Irán quien firmó hace más de un año un acuerdo nuclear con EE.UU. Washington y sus aliados levantaron, por el mismo, sus sanciones al régimen y este aceptó la verificación de sus compromisos por parte de los norteamericanos. Por todo ello es el propio Irán y no un científico quien ha proporcionado a los EE.UU. toda su información nuclear, la cual, además, ha aceptado de suspender.

Más lagunas. Shrahram Amiri desapareció misteriosamente en una peregrinación a Arabia Saudita en 2.009 y reapareció un año más tarde en los EE.UU., donde se afirmó que había sido secuestrado e interrogado por la CIA.

Aún más. En 2.010 apareció en la embajada del Pakistán solicitando su retorno a Irán. Si, como pretende Teheran, colaboró con la CIA ¿por qué motivo habría solicitado su retorno al país que habría traicionado?. Hillary Clinton, sin embargo, una vez Amiri marchó, le acusó de haber ido a los EE.UU. por deseo expreso lo que Amiri siempre negó. Con ello, Clinton puso la base para el posterior negro destino del científico kurdo. 
Sin embargo fue recibido con honores por el régimen y denunció que EE.UU. lo había torturado para obtener información. La agencia Fars, de hecho, lo consideró un héroe por obtener información en EE.UU. para los servicios secretos iraníes.

Diez meses después de su retorno a Irán empezó la pesadilla para el científico. Fue detenido por la policía del régimen y condenado a diez años de prisión. Cumplía dicha pena hasta el pasado miércoles cuando la madre de Amiri dijo que el cuerpo había sido entregado con marcas de cuerda alrededor de su cuello.
Irán es, tras la China, el segundo estado del mundo que más ejecuciones comete. Y sigue impunemente.


0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada