dimarts, 23 de maig de 2017

Metafórico: La policía turca "detiene" un monumento a los derechos humanos

El monumento reproduce a una mujer que lee la Declaración de los Derechos Humanos. Está en Ankara y fue inaugurado en 1.990. Las últimas semanas había sido escenario de la huelga de hambre de los profesores Nuriye Gülmen y Semih Özakça. Ayer fueron detenidos por la policía turca. Hoy, ha sido vallado y "detenido" para que no se concentren personas a su alrededor. Ayer, la madre de Veli Saliçik fue pisada y agredida por los agentes de Erdogan frente al monumento. Saliçik, un ex preso de izquierdas, se había solidarizado con Nuriye Gülmen y Semih Özakça. Ë mismo fue torturado en prisión y denunció al estado de Turquía por romperle un brazo. Ganó y fue indemnizado.


0 comentaris:

Publica un comentari