dimarts, 20 d’octubre de 2015

Hoy hace un año del asesinato de la periodista estadounidense que denunció la ayuda turca al IS

Serena Shim fue asesinada hoy hace exactamente un año. El 19 de octubre de 2014 un vehículo colisionó con el suyo. Murió en el acto. El vehículo con el que chocó desapareció después. Así lo denunció la cadena iraní por la que trabajaba "Press TV". El "sospechoso" accidente provocó críticas y el gobernador de la provincia de Sanliurfa prometió un informe para aclarar los hechos. Nunca se ha realizado.Serena, era de nacionalidad norteamericana, nacida en Michigan y de origen libanés. Tenía 29 años cuando la mataron y era madre de dos hijos, una niña y un niño. Dos días antes denunció públicamente que los servicios secretos turcos lo habían amenazada. Los MIT le acusaban de espiar en el marco del asedio de Kobanê. La ciudad kurda de Siria vivía entonces el ataque del Estado Islámico y Shim denunció la colaboración de las fuerzas turcas con los fundamentalistas suníes. Su acusación era clara: voluntarios del IS llegaban a al frontera de Turquía con Siria en camiones de supuestas ONGs. Estos camiones les hacía llegar el gobierno turco que luego los ayudaba a cruzar hacia Siria a combatir contra el movimiento kurdo. Dos días antes dijo "tengo miedo, pues el MIT me ha amenazado por desvelar hacerlo".

Informe KurdisCat: Las 20 evidencias de la ayuda del gobierno turco en IS en el asedio a Kobanê

 Podríamos decir que no murió en vano. Que su muerte sirvió para cambiar las cosas. No fue así. Lo único que cambió es que, desde entonces, ningún periodista ha atrevido a denunciar la colusión del gobierno islamista turco del AKP con la organización islamista Estado Islámico.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada