dissabte, 16 de juliol de 2016

Declaración de la KCK: "Ya había una tutela militar en Turquía antes del intento de golpe de ayer"

El Consejo Ejecutivo de Co-Presidencia de la organización general del movimiento kurdo, la Confederación de Comunidades del Kurdistán (KCK) ha publicado una declaración sobre el intento de golpe de la noche anterior en Turquía que hemos traducido desde KurdisCat al castellano:

"Ha habido un intento de golpe de estado por parte de personas de las que la identidad y propósito aún no están clarass. Dicho intento se produce justo antes de la reunión del consejo militar, donde Erdoğan, supuestamente, iba a elevar generales cercanos a sí mismo al nivel superior del ejército. Otra dimensión sorprendente del intento de golpe es que llega en un momento en que estaban teniendo lugar discusiones sobre la política exterior del gobierno fascista del AKP fascista.

No importa como se desarrolla esta lucha de poder, qué factores políticos, internos y externos, y enfoques, o por qué razones se produce, en este caso no se trata de defender o estar en contra de la democracia. Por el contrario, esta situación es la prueba de la falta de democracia en Turquía. Estas luchas de poder, y los intentos de tomar el poder, pasan en los países no democráticos: donde un poder autoritario hace intentos de golpe para derribar otro poder autoritario cuando las condiciones son las adecuadas. Esto es lo que ha pasado en Turquía.

Hace un año, Erdogan y el Palacio Gladio (fuerza secreta de Erdogan), junto con el Partido de Acción Nacionalista (MHP), todos los círculos fascistas, poderes militares nacionalistas (Ergenekon) y una parte del ejército, dieron un golpe. Este fue un golpe de estado (de Erdogan) en contra de la voluntad democrática del pueblo [que votó a la izquierda, al HDP otorgando una leve mayoría en el AKP]. El fascismo del AKP hizo una alianza con todas las potencias fascistas y una parte del ejército incluyendo el jefe del personal con el fin de suprimir el movimiento de liberación kurdo y las fuerzas democráticas. El fascismo del AKP llevó el ejército a ciudades y pueblos kurdos, quemó ciudades y masacró cientos de civiles. Recientemente se han aprobado nuevas leyes que dan inmunidad a las fuerzas del Estado, lo que impide un juicio por los crímenes que han cometido. De esta manera, el AKP se ha convertido en un gobierno que ha legitimado y legalizado la tutela de los militares sobre la política democrática y la sociedad.

Ya había una tutela militar en Turquía antes del intento de golpe de ayer; lo cual hace que el intento de un golpe por una facción militar sea contra la ya existente. Esta es la razón por la que una sección del ejército ha tomado partido con Erdogan, porque ya existe tutela militar en Turquía.

El hecho de que el MHP y círculos nacionalistas chovinistas tomaron partido con el Palacio Gladio (Erdogan) y sus aliados fascistas revela claramente que esto no es un incidente de lucha entre los del bando de la democracia y de los que estaban en contra de ella.

Retratar a Erdogan y la dictadura fascista del AKP como si fueran democráticas después de este intento de golpe es un enfoque aún más peligroso que el propio intento de golpe.
Retratar la lucha por el poder entre las fuerzas autoritarias, despóticas y antidemocráticas como una lucha entre los partidarios y enemigos de la democracia sólo servirá para legitimar el gobierno fascista y despótico existente.

Turquía no tiene un grupo civil al poder, ni se trata de una lucha entre las fuerzas de la democracia y los golpistas. La lucha presente es sobre quién debe dirigir el sistema político actual, que es el enemigo de la democracia y el pueblo kurdo. Por tanto, las fuerzas de la democracia no son del lado de ninguno de los bandos durante estos enfrentamientos.

Si hay un golpe de estado contra la democracia, es el llevado a cabo por el gobierno fascista del AKP. El control del poder político sobre el poder judicial, la aplicación de las leyes y políticas fascistas a través de una mayoría parlamentaria, la supresión de la inmunidad de los parlamentarios, la detención de los compañeros de alcaldes, la eliminación de los compañeros de alcaldes desde sus posiciones, y el encarcelamiento de miles de políticos de la HDP y DBP constituyen más de un golpe de estado real. Los kurdos están bajo ataques genocidas, fascistas, colonialistas y sin precedentes en el Kurdistán.

Lo que ha llevado a Turquía que esta etapa es el gobierno del AKP, que se ha transformado en un gobierno de guerra contra el pueblo kurdo y las fuerzas de la democracia. Con su carácter monista, hegemónico y anti-democrático, ha llevado a Turquía al caos y el conflicto. Con su guerra contra el pueblo kurdo y las fuerzas de la democracia, ha llevado Turquía aun estado de guerra civil. El último intento de golpe de estado muestra que Turquía debe deshacerse del gobierno fascista del AKP y tener un gobierno democrático. Los acontecimientos recientes hacen que sea urgente para Turquía la democratización y deshacerse de su gobierno monista, hegemónico y fascista.

En resumen, las fuerzas de la democracia deben enfrentarse a la legitimación de las políticas del gobierno fascista del AKP bajo el disfraz de la democracia, y crear una alianza democrática que realmente suponga la democratización de Turquía. Este intento de golpe hace que sea necesario para nosotros no ralentizar la lucha contra el fascismo del AKP sino mejorarla para que el caos y los enfrentamientos en Turquía lleguen a su fin y una nueva y democrática Turquía emerja ".

Koma Civakên Kurdistán (Confederación de Comunidades Kurdistán, KCK)

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada