dimarts, 12 de juliol de 2016

El cantón de Cizîre pasará de 47 a 1.200 escuelas


Decía el Che Guevara que "Un pueblo que no sabe leer ni escribir es un pueblo fácil de engañar". Contra ello lucha la autonomía democrática de Rojava (Kurdistán de Siria). Educar es la forma de evitar guerras. La consejería de educación del cantón de Cizîre (en árabe Jazira) apuesta por completar la educación básica al máximo de población. El objetivo es ambicioso. Actualmente existen 47 escuelas con 540 maestros y maestras. En 2017 se pasaría a 1.200 esculas con 1.200 profesores. La enseñanza continuarà siendo en árabe y kurdo con líneas en arameo o siríaco. En el primer caso se están formando 250 maestros y maestras y en el segundo 850.

En zonas recientemente liberadas, como Shadadi, se ha creado un comité de la sociedad democrática para estudiar la posibilidad de abrir escuelas y enviar profesorado.




0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada