dimecres, 30 de novembre de 2016

Irán extradita a la Siria de Asad un preso del PKK

Mostafa Ali Ahmad, prisionero político kurdo de Kobanê (Kurdistán sirio, Rojava), fue trasladado el 23 de noviembre a un centro de detención reservado a los extranjeros en la cárcel central de Urmía en Rojhelat (Kurdistán oriental). Ahmad ha cumplido una sentencia de cárcel de 11 años y 6 meses.

Funcionarios iraníes le han dicho que será deportado porque el régimen de Asad exigió su extradición después de que terminara de cumplir su larga sentencia de prisión. Se desconoce qué destino está esperando Ahmad una vez que llegue a Damasco.

Según la organizagón de derechos humanos kurda KHRN "las fuerzas de seguridad iraníes arrestaron a Ahmad en julio de 2005 en una aldea cercana a Urmía por su supuesta pertenencia al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Fue inmediatamente trasladado al centro de detención de seguridad del IRGC en Ûrmiye, donde fue interrogado y torturado durante un mes".

"Durante sus 11 años el militante del PKK fue sometido a tortura por el régimen iraní durante las sesiones de interrogatorios. La mayor parte de su familia y familiares no pudieron viajar a Irán para reunirse con él ni preguntar por su paradero en la prisión de Irán porque no tenían tarjetas o pasaportes de identidad siria debido a su etnia kurda, cuya existencia ha sido negado por muchos años por el gobierno sirio Baas de ambos Assad (el padre gobernando como dicatdor entre 1970 y 2000 y tras él su hijo hasta la actualidad) que les privó de la ciudadanía.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada