divendres, 10 de febrer de 2017

El líder de la extrema derecha belga visita Siria y se reune Asad

No es la primera vez que Filip Dewinter es invitado por el gobierno sirio. El líder del partido parlamentario Vlaams Belang siempre ha defendido el régimen sirio. Junto a él, la delegación se completó con el también derechista Parti Populaire de la parte valona. El Vlaams Belang es un partido ultraderechista heredero del Vlaams Blok, partido que fue ilegalizado por sus posiciones xenófobas.






Dewinter mantiene excelentes relaciones con el gobierno sirio por diversas afinidades ideológicas. El político flamenco dirigió, oficialmente, una delegación de parlamentarios belgas curiosamente formada solamente por su partido y el PP. Ninguna formación de izquierda o centrista participó en la visita oficial.


Dewinter en Jibreen, Alepo, tras su visita a Damasco

Dewinter se reunió con Bashar al Assad y su ministro de exteriores Walid Muallem. El ultraderechista flamenco negó los problemas de salud que se han rumoreado sobre el actual presidente sirio que sucedió a su padre, jefe de estado tras un golpe en 1970. "Nuestros mass media decían que Bashar Asad había tenido un ataque al corazón y sufre de enfremedades cardíacas. Nuestro encuentro duró más de una hora y media. Él estaba bien y parecía con buena salud y feliz. Ahora se con seguridad que se trataban de noticias falsas.". Dewinter visitó también el campo de refugiados de Jibreen, en Alepo. El dirigente flamenco felicitó al ejército sirio pos su reciente victoria sobre la oposición, predominantemente islamista, en la ciudad y agradeció a Rusia su papel fundamental en el conflicto. Dewinter denunció las sanciones europeas sobre el gobierno siria como "una forma de dictadura" y las calíficó de "estúpidas".

Cristina Torrent
@CrisTorrentMas

Para saber más:
- Asad y sus camaradas fascistas

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada