dimarts, 11 de juliol de 2017

Erdogan confisca 965 empresas tras el supuesto golpe de estado

Todo son beneficios para Recep Tayip tras el supuesto golpe de estado que el viernes cumplirá un año. Un año en que ha depurado 150.000 personas de todos los sectores sociales en una purga casi stalinista. Le ha faltado fusilar y deportar. Al tiempo. Un tercio del estado mayor, el que se oponía a intervenir en Siria. Casi todo el estamento judicial, sectores de la policía, centenares de abogados, decenas de medios "no afines", el grueso de la sociedad civil. Y, claro, beneficios económicos. Teniendo en cuenta que su familia ya controlaba el monopolio energético en Turquía, la fortuna de Erdogan continúa creciendo y el estado que dirige se ha apropiado de 965 sociedades de 43 provincias turcas. Motivo: golpismo sin golpe.

Las empresas confiscadas por el político islamista totalizan millones de nueve mil millones novecientos mil €. Han sido transferidos al oligopolio estatal TMSF o bien se han nombrado "administradores" de igual forma que los ayuntamientos kurdos donde las autoridades democráticas se han visto sustituídas por "administradores". El total de trabajadores afectados es de más de 46.000 y la ola de intervenciones ha llegado a todos los sectores económicos turcos.


0 comentaris:

Publica un comentari