divendres, 19 d’octubre de 2018

Condenado a 8 años de prisión al alcalde democrático de Wan



Bekir Kaya lleva una larga trayectoria de sufrimiento de la represión turca por su condición de cargo electo kurdo. Fue elegido en 2009 alcalde de Wan, ciudad oriental de Kurdistán de Turquía. Detenido en junio de 2012 y liberado en mayo de 2013 siendo elegido otra vez a las elecciones locales de 2014. Kaya fue destituido por orden de Erdogan y detenido en 2016 en la ola contra las autoridades democráticas kurdas en Turquía. Actualmente hay más de 10 diputados / as, incluyendo el antiguo co presidente de HPD Selahattin Demirtas, más de 80 alcaldes y unos 7.000 miembros de partidos kurdos en las cárceles turcas.

Kaya, abogado, resto a al cárcel desde noviembre de 2016 de forma preventiva en un abuso de autoridad por parte de los tribunales inquisitorial turcos. El 18 de octubre terminó su largo juicio con una sentencia de 8 años y 3 meses de prisión. Los tribunales turcos no permitieron su presencia en el simulacro de juicio inquisitorial y sólo pudo intervenir desde la prisión en vídeo conferencia. El político del DBP, Partido Democrático de las Regiones, recordó que 17.500 de sus miembros han sido asesinados por desconocidos las últimas décadas sin una sola detención.

"Nos enfrentamos a una cuestión social: no hay ningún problema kurdo, se trata del problema de la apropiación de los derechos de la población kurda, lo hemos estado experimentando una y otra vez en todas las fases de la República turca. Los kurdos no son los que causan problemas o son un problema. los kurdos son los que se oponen al sistema que les priva de sus derechos ". Con el ejemplo de las fuerzas de seguridad presentes en la sala del tribunal, Kaya explicó que era un proceso político y el estado quería señalar cómo actuar contra la población kurda: "Mirad el salón del tribunal. Hoy no hay ningún acusado arrestado, pero en cambio está lleno de soldados y policías. El gobierno actual sólo quiere que prevalezca la mentira. Mientras la mentira domina, se esconde la verdad y se evita que vea la luz. Este proceso se diseñó especialmente para aplastar un movimiento político. por supuesto, el gobierno necesitaba encontrar un marco para dar legitimidad a este proceso. Sin una sola prueba, se condenaron para crear la percepción de que se canalizaban fondos de la administración de la ciudad para el PKK y se ponían vehículos urbanos al servicio de la organización, impulsando el proceso judicial, lejos de la realidad histórica y social ".

0 comentaris:

Publica un comentari