dilluns, 31 d’agost de 2015

La nueva política lingüística en el cantón de Kobanê

La Peymangeh Amedekirina Mamosteyên Seretayî es una escuela inagurada hace tres meses. Su misión es formar al profesorado del cantón de Kobanê para que eduque en kurdo. Se espera que en la educación primaria las clases empezarán a ser en kurdo durante el nuevo año escolar, en secundaria y bachillerato será más adelante. La implantación de la educación en kurdo será progresiva, pero muchos creen que en poco tiempo se implementará en todos los cursos y en todas las materias.



El kurdo pertenece a la familia de lenguas indoeuropea, y en Kobanê se habla la variedad kurmanji, que es la que cuenta con el mayor número de hablantes. Pero el kurmanji funciona principalmente como lengua oral. Es la lengua madre de la gente en Kobanê, pero al mismo tiempo la gente lee y escribe mejor en árabe. Es por esto que no es fácil organizar la educación escolar en kurmanji.

Aunque el régimen estatal fue mayoritariamente expulsado de Rojava hace 4 años, y se organizó el autogobierno, el régimen sigue pagando los salarios del profesorado. Sin embargo el autogobierno empezó su reforma educativa por introducir una asignatura de lengua kurda, eliminar la de historia árabe y eliminar también rituales como el de cantar el himno árabe. El régimen amenazó con dejar de pagar los salarios, pero todo quedó en farol. Hay quienes piensan que cuando la educación pase a ser en kurdo se repetirá la amenaza. Quizá no pasará de ser otro farol. Además en general mucha gente está dispuesta a trabajar voluntariamente. El Autogobierno ha intentado pagar salarios a los maestros pero no es mucho lo que ha conseguido, quién sabe si encontrará más recursos.

Antes de la guerra el profesorado solía cobrar el equivalente a 500 $, pero con el derrumbe de la Lira Siria el equivalente a pasado a ser de 100 $. Según la legislación siria, Kobanê pertenece a la provincia de Alepo, de modo que el profesorado de Kobanê debe desplazarse hasta esa ciudad para cobrar. Esto significa, salir a Turquía y volver a entrar en Siria cerca de Afrîn, cruzando territorios controlados por diferentes milicias. El profesorado suele ir dos o tres veces al año y cobra el conjunto de los salarios, a veces es una sola persona quien va y cobra también el salario del resto de profesores y profesoras.

Las primeras iniciativas por consolidar el kurmanji como lengua escrita datan de principios del siglo XX. Fueron impulsadas por intelectuales, activistas y poetas, en el contexto posterior a la I Guerra Mundial, cuando los Imperios Británicos y Francés pactaban en secreto y Turquía se constituía en República centralista y orientada hacia occidente. El Kurdistán de habla kurmanji impulsó también su proceso de escritura con la adopción del alfabeto latino. Y el proceso continúa todavía hoy.

En Kobanê, las aulas de la Peymangeh Amedekirina Mamosteyên Seretayî, están repletas de alumnos, principalmente mujeres, que se incorporarán como nuevas profesoras en el sistema educativo. Las clases son de 8h a 14h y se enseña lengua, historia, literatura y geografía kurdas, además de lengua árabe, inglesa y pedagogía. En general existe una importante falta de profesorado, pues mucho se marchó debido a la guerra, emigrando a Turquía y a Europa. Ésta quizás es una de las cuestiones que definirá el éxito de la revolución en Rojava, si la gente prefiere emigrar o decide regresar, quedarse, y construirla juntas.

Durante el autogobierno en Kobanê se han creado otras insituciones, como una instituto de lengua kurda abierta a toda la ciudadanía o una escuela donde se imparte formación continua al antiguo profesorado. También es necesario dotarse de libros y material didáctico, que, como tantas otras cosas, llegan a Kobanè desde el resto de cantones y territorios kurdos, y desde las comunidades kurdas en Estambul y en Europa.

En el blog de Kurdiscat existe la posibilidad de firmar para apoyar la petición que Google incluya también la lengua kurda en su herramienta de traducción.

@annafrank4

0 comentaris:

Publica un comentari