dimarts, 29 de març de 2016

La represión en Silvan / Farqin

Continuación de la crónica de la delegación europea en el Kurdistán turco:
En autobús nos fuimos a la ciudad Silvan / Farqin a 20 minutos de viaje.

Durante este tiempo, lo siguiente ha ocurrido:

Fuimos advertidos por el amigo que nos había acompañado por la ciudad. Él nos ha avisado de no hacer fotos. En ese momento un Akrib (vehículo blindado de la policía) se dirigió hacia nosotros y se detuvo junto a nosotros. La policía nos habló y nos preguntó de donde veníamos. Cuando dijimos que eramos de Alemania, respondieron con: "¡¿Oh, veneis aqui para visitarnos?!"

Continuamos en nuestro camino. El Akrib volvió y corrió otra vez provocando a nuestro lado. Giramos en una calle, el Akrib pasó por delante nuestro y se detuvo a unos metros de distancia. Cuando llegamos allí, se levantó la policía y  nos preguntó varias veces con fuerza, lo que hacíamos allí y quién era el responsable. Nos presentamos como estudiantes independientes. La policía gritó otra vez y nos dijeron que teníamos que sali de allír. Continuamos, pero el amigo que nos acompañaba fue llamado de vuelta por la policía. Hicieron la absurda afirmación que necesitábamos una orden judicial para tener el derecho de estar allí. Por la situación tensa, preguntamos a nuestro conductor si podía conducir los autobuses. Cuando continuamos nuestro camino, un coche apareció a toda velocidad. Se trataba de policia, que vestía de paisano evidentemente, se bajaron y nos empezaron filmar. En este momento, los policías recibieron refuerzos,  por lo que estábamos rodeados por cuatro vehículos blindados y sometidos a filmación por parte de policías civiles. Nos detuvimos y nos dimos cuenta de que por lo menos tres ametralladoras nos apuntaban. Los policías de civil nos ofrecieron aparentemente una salida; dijeron que no nos molestarían más, en el caso que salíeramos inmediamente la ciudad. Para no poner en peligro el amigo de Silvan/Farqin, subimos a nuestro autobús y nos fuimos. Cuando llegamos fuera de la ciudad y también en el carretera, todavía la policia siguió persiguiéndonos por un rato.

0 comentaris:

Publica un comentari