dijous, 24 de març de 2016

"Nos pusieron fusiles en la cara"

Los estudiantes procedentes de Alemania fueron detenidos en el Diyarbakir turco-kurdo y acosados. Una entrevista con Müzgin Ronahi en Junge Welt:

Müzgin Ronahi (nombre ficticio), de 24 años, formó parte de una delegación de estudiantes de Alemania que se desplazaron hasta el Newroz en Diyabarkir. Todavia se encuentra ubicada en la ciudad turco-kurda.

A partir de diferentes ciudades de la República Federal, 29 estudiantes habían viajado a Turquía, algunos de ellos están organizadxs en la Asociación de Estudiantes de Kurdistan (YXK): Cinco fueron empujadxs hacia atrás directamente, cuatro más, fueron detenidxs por la policia en Diyabarkir y estuvieron horas retenidxs. ¿Cuál fue la razón?

Después de haber celebrado el Newroz en un distrito exterior de Diyarbakir, fuimos el lunes a 15:30 en taxi a Baglar. En este barrio, en los seis días anteriores regió un toque de queda. Allí el ejército turco había matado a cinco personas jóvenes, en muchos lugares los agujeros de bala son visibles. El lunes por la mañana el estado de excepión fue cancelado,  el acceso al barrio estuvo disponible de nuevo. Sin embargo, zonas saperadas fueron acordonadas, como las areas rodeadas de soldados alrededor de una anterior escuela kurda y un Volkshaus (=casa del pueblo, no hay traduccion en castellano) kurda. Ahí, nos detuvo la policía. Los funcionarios han dirigido directamente sus cañónes a nuestra cara y preguntaron si no sabríamos lo peligroso que era estar aquí. Cuatro de nosotros luego fueron llevadxs a la prisión a cargo de las fuerzas especiales antiterroristas.

¿Cómo hizo el trayecto a allí?

A mi compañero, que es un ciudadano turco, y lo han insultado todo el tiempo. "Le vamos a follar," dijeron continuamente. Uno de los agentes me escupió en la cara. Era puro terror psicológico: Se nos dijo: "Míranos, si estás hablando", si miramos, dijeron: "¿Qué estás mirando? no me miren." Nos pusieron marchas nacionalistas turcas. Uno nos gritó con la oración "Allahu Akbar". En los círculos progresistas en Turquía se sabe que las denominadas unidades especiales para combatir el terrorismo incluyen tanto los criminales como a miembros o ex combatientesdel IS. Los dos activistas en un segundo coche informaron más tarde que ueron golpeadxs.

¿Qué pasó en la prisión?

Fuimos detenidxs a cargo de la lucha contra el terrorismo en la comisaría durante siete horas. Tuvimos que estar de pie frente a la pared, en una fila con otros jóvenes en fila. No se nos permitió hablar el uno al otro, ni sentarnos. Nos acusaron de haber llamado a una organización terrorista, según le dijeron a nuestro abogado más tarde. La policía encontró una invitación al Newroz en  lengua turca y kurda en la que estaba esccrita la frase : "para una Turquía libre y democrática". En mi caso, según ellos, me habían visto en otras ciudades, dondeocurieron combates.

¿Cuál es la situación actual en Diyarbakir?

Actualmente no hay toque de queda. Pero en las entradas a lo largo de las paredes de la ciudad en el casco antiguo y Sur hay controles policiales. Las personas son detenidas arbitrariamente o se requisan, bolsas y cintas para la cabeza o pañuelos con los colores de la bandera kurda son confiscados. Especialmente los europeos no pueden quedarse en las zonas kurdas, donde las nuevas unidades de defensa civil de los kurdos llamados YPS habían libradouna batalla frente a las llamadas unidades de lucha contra el terrorismo.

El jueves en Frankfurt una manifestación está prevista bajo el lema "Alemania es cómplice", se requiere el fin de la complicidad con el régimen turco ...

Sus demandas que apoyamos: la libertad para todos los presos políticos, la abolición de la prohibición del Partido Kurdo de los Trabajadores (PKK), que se detengan todas las ventas de armas a Turquía. La UE y Alemania son cómplices porque aceptan violaciónes de los derechos humanos en las regiones kurdas de Turquía,  únicamente para alejar los refugiadxs. El Estado turco trata a los refugiados sin humanidad. Es absurdo alejar a lxs refugiadxs por apoyar este régimen con seis millones de euros de la UE. Ya que es precisamente la política de guerra del gobierno de Ankara en Siria y en el norte de Kurdistán, la que provoca los movimientos de refugiadxs.

Original: Junge Welt

0 comentaris:

Publica un comentari